NUEVO: Programa DETALLES, haz clic aquí.

En este programa analizo los motivos por los cuales los adolescentes se vuelven agresivos, antisociales y violentos. Hay que cuidar los pequeños “detalles” desde la infancia, esa es la clave.

Cada vez son más los adolescentes que se encuentran en una situación de exclusión escolar y por ende se autoexcluyen de la sociedad. Los profesionales en el campo de la educación no pueden atajar los problemas que tanto acucian a miles de escolares debido a la precariedad en la que se encuentran algunos, o a que la carga educativa a la que se ven abocados no les permite ir más allá de la función de impartir clase. Mi sistema permite desarrollar mi labor en los lugares donde los chicos viven de una manera muy directa sus problemas (casa, Colegio, barrio). El despacho se sustituye por una acción directa allí donde se requiere mi intervención. Si crees que tu hijo/a está sufriendo y ese dolor se extiende a todos los miembros de la familia, haz click aquí.

La mediación en caso de acoso escolar y su prevención son piezas fundamentales para erradicar un problema que nos concierne a todos, familias, escuelas y agentes sociales para aliviar y solucionar el hostigamiento y persecución que algúnos jóvenes sufren en diferentes ámbitos.

Los adultos también, en ocasiones, necesitan de la intervención de un mediador para resolver sus conflictos. Mi labor mediadora se ha fraguado a base de conseguir resultados positivos acercando las posturas de los mediados para que puedan coexistir eliminando las diferencias que les separaban.

Han sido muchos los años dedicados por mí a esta labor, y muchos los adolescentes y adultos que han encontrado respuestas certeras y soluciones veraces a sus problemas, logrando engancharse a la sociedad de la cual nunca debieron de salir o, en el caso de adultos, a entenderse y convivir en armonía.

Toda la labor referenciada anteriormente la realizo en “la zona cero”, donde ocurren o surgen los problemas: escuelas, domicilios, la calle y cualquier lugar que me pueda aportar información para solventar de una manera diferente y efectiva aquello que causa dolor y sufrimiento a quien padece las situaciones objeto de mi trabajo.