PROGRAMA “COMENZAR”

INTRODUCCIÓN:

Cada vez son más los adolescentes que se encuentran en una situación de exclusión escolar y por ende se autoexcluyen de la sociedad.

Diversos estudios aseveran que son muchos los factores que influyen en este tipo de situaciones: apatía, dejadez, futuro incierto y actualmente se une la crisis económica que ha penetrado en la sociedad española y que acrecienta la inexistente o nula comunicación entre padres e hijos y viceversa.

Los profesionales en el campo de la educación no pueden atajar los problemas que tanto acucian a miles de escolares debido a la precariedad en la que se encuentran algunos o a que la carga educativa a la que se ven abocados no les permite ir más allá de la función de impartir clase.

Los orientadores escolares tampoco abordan en toda su extensión esta problemática .

El Programa Comenzar es una bocanada de aire fresco en el ámbito que nos ocupa.

Desde una perspectiva moderna, intuitiva y utilizando adecuadamente las dotes de persuasión y comprensión de los problemas que acechan a estos chavales han sido los cimientos sobre los cuales se ha asentado “Comenzar”.

Han sido muchos los años dedicados a esta labor y muchos los adolescentes que han encontrado respuestas certeras y soluciones veraces a sus problemas, logrando engancharse a la sociedad de la cual nunca debieron de salir.

OBJETIVOS:

  • Involucrar a todos aquellos que intervienen en la educación : Colegio, familias y estamentos sociales.
  • Recuperar en ellos la ilusión, la confianza y la seguridad de que pueden volver a empezar el camino abandonado.
  • Utilizar la práctica deportiva y la utilización de las nuevas tecnologías como reclamo para que se sientan atraídos por factores que eleven su autoestima y sean capaces de interiorizar sus virtudes y su capacidad de superación frente a las adversidades.

METODOLOGÍA:

  • No existen batas blancas. El trato entre terapeuta y adolescente debe ser de igual a igual.
  • No existen despachos en los cuales la mesa entre ambos suponga una barrera física que impida una relación amigable, afable y accesible.
  • Los lugares donde se iniciará la terapia serán aquellos que les resulte agradables a los jóvenes y que supongan una experiencia interesante y satisfactoria que permita crear una confianza fundamental para su recuperación.

CONCLUSIÓN:

Los resultados obtenidos hasta el momento avalan mi Programa y me permiten poner a disposición de Centros Escolares y Familias mi experiencia y aptitudes para un mejor tratamiento de este tipo de casos que tanto daño están causando a los jóvenes.